Bodega Valle de Monzón

Bodegas Valle de Monzón nació en 1.993 con la noble tarea de conseguir grandes vinos para la Ribera del Duero. Su tradición viticultora viene respaldada por una familia de campesinos de Quintana del Pidio para la que, generación tras generación, sus formas de vida han estado basadas en el cultivo de las viñas y en la elaboración de los vinos Hoyo de la Vega, El Salegar y Gromejón.

Bodegas Valle Monzón se encuentra en el municipio burgalés de Quintana del Pidió, a 15 Km de Aranda de Duero y a 73 km de la capital de la provincia. La larga tradición viticultora viene respaldada por una familia de campesinos de esta localidad, Quintana del Pidio para la que, generación tras generación, sus formas de vida han estado basadas en el cultivo de las viñas y en la elaboración de los vinos

Todo el viñedo de Bodegas Valle de Monzón, se encuentra en el término municipal de Quintana del Pidio, en la provincia de Burgos, a una altitud entre 870 y 930 m. Su privilegiada situación en una solana de pequeñas colinas y cerros poblados de robles y encinas, que la protegen de los vientos del norte, con suelos muy pobres, arcillo-arenosos, añadido al clima, continental extremo, con inviernos duros y veranos calurosos, con una pluviometría baja y con una amplia diferencia de temperatura entre el día y la noche, además de realizar toda la vendimia a mano ya que toda la formación del viñedo es en vaso, hace que Bodegas Valle de Monzón elabore con la variedades de uva Tinta del País y Blanco Albillo, vinos muy frutales, de mucha complejidad aromática y de gran expresividad en boca.

Viñedos

Su privilegiada situación en una solana de pequeñas colinas y cerros poblados de robles y encinas, que la protegen de los vientos del norte, hace que sus viñas aporten un producto de gran calidad.

Clima

Rigores invernales, luna fría, densas nieblas, resplandor helado en la mañana, escarchas primaverales, finas lluvias, noches estrelladas, calores estivales, sol de otoño entregan y derraman su vida en los viñedos. Y en la lejanía las cumbres de la Demanda cubiertas de nieve sonrosada.

El origen de los viñedos actuales en Quintana del Pidio hay que situarlo en la Edad Media con el inicio de la repoblación del Valle del Duero y la presencia de diferentes órdenes monásticas en la comarca.

Paisaje

Quintana del Pidio se encuentra rodeada de pequeñas colinas y cerros poblados de robles, esquenos y encinas que la protegen de los vientos fríos del norte. Bodegas Valle de Monzón hunde sus raíces en estas tierras: en sus gentes, en sus calles, en sus fuentes, en sus viñedos, en el Gromejón, su río; en las tradiciones, en el viento suave de sus tardes de primavera que hace temblar las hojas de los chopos, en la luz y el color de sus viñedos, en el canto otoñal de la perdiz.

Nuestros vinos

Nuestros vinos son elaborados a partir del 100 % de uva “Tinta del País”. Procedente de los viñedos propios en el término de Quintana del Pidio. Los viñedos con su alta longevidad, edades superiores a los 60 años, permiten que el fruto que se obtiene de sus cepas sea de una gran calidad para la elaboración de nuestros reservas, crianzas, robles, jóvenes y rosados.

La vendimia se realiza manualmente, pudiendo elegir el fruto más óptimo. Con la recepción de la uva, seleccionamos aquellas partidas que consideramos de más alta calidad y que están en las mejores condiciones. Siempre por separado, la maceración y posterior fermentación, se produce bajo control de temperatura en depósitos de acero inoxidables conservando siempre las mejores situaciones sanitarias en bodega.

Después de un periodo de asentamiento del vino y su posterior clarificación, está ya todo dispuesto para trasladar el vino a las barricas de roble francés y americano, de tostados suaves para respetar la fruta.

Rosado

El Rosado es el primer vino en elaborarse a partir del primer sangrado del mosto yema sin ejercer ningún tipo de presión mecánica

Tinto Joven

El Tinto Joven es el segundo en salir al mercado, después de haber permanecido durante un periodo mínimo de tres meses en botella.

roble

El roble o barrica es el siguiente en trasegarse y después de seis meses en la barrica, se mantiene un periodo no superior a un mes en depósito, para, posteriormente, ser embotellado, y que sobretodo madure en botella lo que generosamente le ha cedido la barrica.

Crianza

Al Crianza le queda todavía cumplir, como mínimo, sus doce meses de permanencia en las barricas y madurar otros doce meses, en botella, en las condiciones ideales de humedad y temperatura antes de comercializarse.

Reserva

Al Reserva todavía le queda un pase por barrica de roble francés, unos tres meses como mínimo, y así, el vino, podrá tomar los aromas de este roble, para que luego, mientras permanece en la botella, al menos durante veinticuatro meses, extraiga del roble sus mejores aromas.

De la tierra hasta la botella

Nuestra bodega es nuestro pasado.

años de los viñedos

Altitud de los viñedos en metros

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies